viernes, 30 de diciembre de 2011

Detenida en el Polígono Sur la presunta autora del crimen de una mujer en Bellavista (Sevilla)


SEVILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -
   Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una mujer de 51 años de edad, identificada como A.M.P., como presunta autora del crimen de la mujer de 53 años que fue hallada muerta este miércoles en su propio domicilio del bloque 11 de la avenida de Bellavista, en la urbanización Nueva Bellavista de la capital hispalense, según han informado a Europa Press fuentes del caso.
   En este sentido, las mismas fuentes han indicado que la detención de la presunta autora del crimen se practicó en torno al mediodía de este jueves en la zona de las Tres Mil Viviendas. Al parecer, según las fuentes consultadas por Europa Press, la detenida, a la que inicialmente se imputa un delito de homicidio, era la pareja sentimental de la víctima en el momento de tan luctuosos hechos.
    La víctima falleció de forma violenta, aunque se ha descartado que fuera agredida con algún tipo de arma blanca. Por el momento, no han trascendido más detalles sobre el terrible suceso debido a que el juez de Instrucción número 18 de Sevilla ha decretado el secreto de sumario sobre este caso.    
   Fuentes municipales ya informaron a Europa Press de que la Policía Local habría sido movilizada después de que una sobrina de la difunta alertase a las autoridades de la ausencia de señales de vida por parte de esta persona. Una vez en el interior de la vivienda, fue descubierto el cadáver y la Policía Nacional se hizo cargo del asunto.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Detenida una mujer tras arrojar cera caliente sobre su novio y golpearle en la cara

Bilbao (EUROPA PRESS).- Una mujer ha sido detenida en Bilbao esta madrugada acusada de un delito de violencia doméstica, tras golpear a su novio con una llave entre los nudillos de la mano, a modo de 'puño americano', y arrojar sobre él cera de una vela encendida provocándole varias lesiones. Además, otros varones han sido arrestados en las últimas horas en Vizcaya por delitos de violencia de género, según ha informado el Departamento vasco de Interior.
Sobre las cuatro de la madrugada de este domingo, agentes de la comisaría de Bilbao han arrestado a una mujer, de 23 años de edad, en un domicilio del barrio de San Adrián, después de presuntamente haber agredido a su compañero sentimental. Según la denuncia de los hechos, el varón había llegado al domicilio de madrugada y su compañera sentimental ha comenzado una discusión.
En un momento determinado, el varón se ha tumbado en el sofá y ha sentido como su novia le arrojaba sobre la cabeza y el brazo cera caliente procedente de una vela encendida, lo que le causaba diversas quemaduras. Acto seguido, la mujer le ha golpeado a la altura de la oreja con una llave entre los nudillos de la mano, a modo de 'puño americano', provocándole una herida sangrante.
El varón ha sido atendido de sus lesiones en el hospital de Basurto, mientras que la mujer era arrestada bajo la acusación de un delito de violencia doméstica. Asimismo, durante la jornada de este pasado sábado, se practicaron dos detenciones por violencia de género. La primera produjo sobre las ocho y media de la mañana en un inmueble situado en el barrio de Irala de Bilbao.

Grave un hombre tras recibir un martillazo de su mujer en una discusión

Una mujer de avanzada edad causó ayer heridas de gravedad a su esposo de 90 años al golpearle con un martillo en el transcurso de una riña familiar ocurrida en Segovia. El agredido se encuentra ingresado muy grave en la unidad de cuidados intensivos del complejo hospitalario de Segovia.
Según los datos facilitados por la Subdelegación del Gobierno en Segovia, las primeras hipótesis apuntan a que puede tratarse de un episodio de discusión familiar, que se registró en el domicilio conyugal, ubicado en un barrio de la capital segoviana, cuya localización no ha trascendido.
El suceso se produjo este sábado sobre las tres y media de la tarde, y está siendo investigado por la Policía Nacional.

Urgen a Mato a condenar también el asesinato de una mujer por su compañera.

18:45h | lainformacion.com
Madrid, 29 dic (EFE).- La Unión Estatal de Federaciones y Asociaciones por la Custodia Compartida (UEFACC) ha urgido a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, a condenar también la muerte de una mujer de 53 años en Sevilla al ser degollada en su casa por su compañera sentimental. 

La policía judicial retira pruebas tras inspeccionar la casa de la barriada sevillana de Bellavista en donde fue encontrada una mujer de unos 53 años atada a su cama y degollada. EFE
Madrid, 29 dic (EFE).- La Unión Estatal de Federaciones y Asociaciones por la Custodia Compartida (UEFACC) ha urgido a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, a condenar también la muerte de una mujer de 53 años en Sevilla al ser degollada en su casa por su compañera sentimental.
Esta organización ha dirigido una carta a la titular de Sanidad para expresar su "preocupación" por los sucesos de violencia "en el ámbito familiar", y en el que se refieren al último caso de violencia "intrafamiliar".
En la misiva, que han facilitado a los medios de comunicación, la UEFACC considera fundamental que las instituciones y los responsables políticos expresen su repulsa y condenen estos sucesos, pero ha recordado que durante los últimos años las instituciones sólo convocaban actos de repulsa cuando las víctimas eran mujeres que morían asesinadas a manos de los hombres.
Según esta organización, el anterior Gobierno ha obviado de manera "obstinada y degradante" cualquier violencia producida en el ámbito familiar que no fuera la ejercida por un hombre sobre una mujer, y ha instado a la ministra a ser la primera representante institucional en hacerlo.
Horas antes de hacer público este comunicado, y a raíz de la polémica desatada por los términos utilizados por la ministra para condenar los últimos asesinatos de mujeres -que calificó de "violencia en el entorno familiar"- esta organización hizo pública una nota de prensa para respaldar la terminología usada por Ana Mato.
La UEFACC expresó su confianza en que las palabras de Mato no hubieran sido "un lapsus" sino un cambio de rumbo hacia la lucha contra el maltrato desde una perspectiva integral para proteger por igual a todos los miembros de la familia.
Según esta organización, la Ley Orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género ha "desprotegido y desatendido" todo tipo de maltrato, "que se ha llevado por delante a más de un centenar de personas cada año y que ha lesionado los derechos fundamentales de cientos de miles de hombres y de niños".
(Agencia EFE)

Se encuentra mujer asesinada en su casa de Bellavista. La sospechosa es su novia.

Estaba atada a la cama, degollada y se sospecha de la mujer con la que mantenía una relación.

En unos días en los que en España se ha vuelto a abrir el debate sobre la denominación de violencia de género, machista o en el ámbito familiar, esta lacra sigue sumando víctimas para desgracia y vergüenza de toda nuestra sociedad. En esta ocasión, y cuando se habían cumplido escasamente veinticuatro horas del trágico suceso de Marchena, ha sido en Sevilla, en la barriada de Bellavista, donde ha sido encontrado el cadáver de una mujer muerta. Contaba unos 53 años y se sospecha que ha sido asesinada por la mujer con la que mantenía una relación sentimental desde hacía años y que, al parecer, era también de la misma edad que la occisa.

La mujer muerta, según comentaban sus vecinos de bloque en la Urbanización Nueva Bellavista, más conocida en la zona como Los Naranjitos, había sido encontrada por su sobrina, también residente en el mismo lugar, después de que recibiera una llamada del trabajo en el que desempeñaba la profesión de limpiadora, alertando de su ausencia desde hacía varios días.
La sobrina, inquieta, se acercó hasta la vivienda en la que residía su tía, en la segunda planta del edificio, e instantes después empezaba a formarse un revuelo en el vecindario con la llegada de los agentes de la Policía Local. Posteriormente llegaron hasta el lugar miembros del Cuerpo Nacional de Policía y los servicios sanitarios. Se certificó el fallecimiento de la mujer, sin que en principio trascendieran a la luz los motivos.

Se sospecha de su pareja

Según fuentes policiales, la víctima, cuya identidad se desconocía al cierre de esta edición, fue encontrada en su dormitorio, atada a la cama y degollada. En un principio se sospecha de su pareja, una mujer, cuya filiación también es desconocida por el momento, a la que no se le conocía ningún empleo y con deficiencia al andar, minusvalía por la que podría estar recibiendo algún tipo de pensión, según relatan los vecinos. Además, éstos se mostraban sorprendidos por un suceso que no imaginaban que pudiera ocurrir en su entorno, si bien algunos vecinos sí apuntaban que habían visto discutir a la pareja en numerosas ocasiones, pero sin llegar a mayores que pudieran hacer pensar que el fin de la relación iba a ser tan trágico.
El Cuerpo Nacional de Policía se ha hecho cargo del caso y continuará con las investigaciones para esclarecer unos hechos que han conmocionado el sosiego navideño en la barriada de Bellavista.

Condenan a una madre a 17 años de cárcel por asesinar a su recién nacido.

Una madre ha sido condenada a 17 años y seis meses de prisión por asesinar con alevosía a su recién nacido tras asestarle un golpe en la cabeza y posteriormente meterlo en una bolsa de basura que dejó en el patio de su vivienda debajo de otra bolsa, para que no pudiera respirar y asegurar su muerte.
En el fallo, dictado por la Audiencia Provincial de Málaga, se estima el agravante de parentesco y se destaca la "extrema gravedad de los hechos perpetrados", según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe.
El crimen fue cometido por la acusada, de 28 años, sobre las 2.30 horas del 22 de septiembre de 2010 en su domicilio, ubicado en Málaga capital, después de que diera a luz a una niña de un peso de casi 3,400 kilos y una talla de 52,5 centímetros.
El bebé nació vivo y era perfectamente viable, pero la mujer, "de forma consciente y deliberada, con la intención de acabar con su vida", golpeó a la recién nacida en el lado izquierdo de la cabeza y le provocó una fractura de la bóveda y base craneal.
A continuación, "con clara intención de deshacerse de su bebé", lo introdujo, todavía con vida, en una bolsa de basura que dejó en el patio, debajo de otra bolsa.
El recién nacido murió a causa de las fracturas referidas, por la perdida de sangre a través del cordón umbilical no pinzado, así como por la asfixia dentro de la bolsa de plástico, sin que el Servicio de Urgencias pudiera hacer nada para reanimarla.
En los hechos probados se relata que la acusada, nacida en Paraguay, sin antecedentes penales y en situación administrativa irregular en España, residía junto con su hija de 3 años en el domicilio de otra familia.
En un principio, era la encargada de la asistencia y cuidados de un miembro de la referida familia, que padecía la enfermedad de Alzheimer pero tras su muerte, la familia decidió acogerla a ella y a su hija.
Al quedar embarazada lo ocultó "por temor a la reacción de la familia con la que convivía" pero fue sorprendida por uno de los miembros de ésta que acudió a la cocina alertada por unos ruidos.
La procesada ocultó lo sucedido, pero ante la fuerte hemorragia que sufría fue trasladada por los Servicios de Emergencias 061, pese a su insistencia de no acudir al Hospital Materno Infantil de Málaga donde un facultativo descubrió lo sucedido y alertó a la Policía Nacional.
A raíz de la información recibida, agentes de la policía se personaron en su domicilio y descubrieron el cadáver oculto.
Durante el juicio popular la mujer aseguró que no tuvo intención de acabar con la vida de la niña, pero que se le cayó en dos ocasiones tras dar a luz, y que la intentó reanimar pero que no respiraba.
Dicha versión es contradictoria con la de los médicos que declararon en el juicio, estos especialistas calificaron el traumatismo craneal de "mortal de necesidad" y que tuvo que ser "de gran intensidad" para provocar la fractura de la bóveda y base craneal.
En la sentencia se indica que los hechos narrados constituyen un delito de asesinato con alevosía ya que la muerte de un recién nacido por su madre revela "una especial vileza y repulsa social" y que debe calificarse de alevosa al aprovecharse de la total indefensión de la víctima "totalmente desvalida".

martes, 27 de diciembre de 2011

Consideran culpable a la mujer acusada de matar a su bebé a golpes.

Europa Press | Málaga
Actualizado jueves 15/12/2011 14:23 horas

Un jurado popular ha considerado culpable de un delito de asesinato a la mujer acusada de matar a su bebé al nacer en la capital malagueña, golpeándolo en la cabeza y ocultándolo después en una bolsa de basura, poniendo otra encima.
Los hechos sucedieron en septiembre de 2010, en el domicilio en el que residía la mujer, de origen paraguayo, acogida por una familia. Sobre las 02.30 horas del día 22 dio a luz a una niña de 3,4 kilos y 52,5 centímetros, que nació viva.
La acusación sostuvo que la mujer "de forma consciente, golpeó en el lado izquierdo de la cabeza" a la recién nacida, lo que provocó la fractura de la bóveda y base craneal, y para lograr su propósito la metió en una bolsa de basura que dejó en el patio debajo de otra, con lo que la "impedía respirar".
El jurado ha considerado probado que la mujer ocultó el embarazo, negó el parto y "en pleno uso de las facultades" acabó con la vida de la niña, ocultando el hecho tanto a la familia con la que vivía como a los facultativos que la atendieron luego en el hospital.
La acusada aseguró que no tuvo la intención de acabar con la vida de la niña, sino que la recién nacida se le cayó en dos ocasiones tras dar a luz, intentando en una de ellas reanimarla, aunque en ese momento, ha dicho, no respiraba.
El fiscal pedía inicialmente la pena de 17 años de prisión, aunque en el trámite de conclusiones finales incluyó la agravante de parentesco, por lo que ha elevado la solicitud de pena a 17 años y medio de cárcel. Ahora, la magistrada-presidenta deberá dictar sentencia.