domingo, 27 de diciembre de 2015

Una mujer mata con sedantes a sus hijos de 3 y 8 años e intoxica a los otros dos

- Vecina de Mutilva Alta, quiso después suicidarse con monóxido de carbono

- La mujer, en tratamiento psiquiátrico, y el padre de los niños se encontraban en trámites de divorcio y ella tenía la custodia

- La Policía Foral ha detenido a la madre, ingresada en el hospital, como presunta autora de dos delitos de homicidio

Jueves, 7 de febrero de 2008


La furgoneta fúnebre abandona la calle de Mutilva Alta en la que vivía la madre con sus hijos.

Una vecina de Mutilva Alta de 40 años mató ayer a sus dos hijos de 3 y 8 años y lo intentó con los otros dos, de 12 y 14, supuestamente administrándoles sedantes (benzodiacepinas). Amaya Jardón Martín, que quiso después suicidarse inhalando monóxido de carbono y clavándose un cuchillo, ha sido detenida por la Policía Foral acusada de dos delitos de homicidio. Tanto ella, que recibía tratamiento psiquiátrico, como sus hijos mayores se encontraban ayer fuera de peligro.

Estaba en trámites de divorcio con el padre de los niños.

Los servicios de la Agencia Navarra de Emergencias conocieron sobre las 9.15 horas que algo había ocurrido en la vivienda en la que residían la mujer y sus cuatro hijos, un adosado de tres plantas situado en el número 2B de la calle Ezkibel, por la llamada de la abogada de Amaya Jardón, que relataba que su cliente le había enviado a las cinco de la madrugada un correo electrónico que ella acababa de ver y en que le comunicaba lo que había hecho.

Atención psicológica

El centro de coordinación de emergencias de Sos Navarra movilizó a bomberos, ambulancias medicalizadas y a la Policía Foral. Después de forzar la puerta para acceder al unifamiliar encontraron a Hugo y Jon, de 3 y 8 años, muertos en una habitación; a sus hermanos mayores, M. y A., de 12 y 14 años, aturdidos en otra estancia (este periódico no publica la identidad completa de las víctimas por tratarse de menores).

La madre se encontraba en el garaje, recostada en una hamaca colocada junto al tubo de escape de un vehículo en marcha. Además del monóxido de carbono que había podido inhalar, la mujer presentaba lesiones superficiales (producidas supuestamente con un cuchillo) en el cuello, sobre el ombligo y en la muñeca izquierda. Sus dos hijos mayores también tenían cortes superficiales en el cuello.

Las asistencias sanitarias comprobaron el estado de los heridos, a los que estabilizaron en la vivienda antes de ser trasladados a los centros hospitalarios. La madre contó a quienes le asistían que ella no quiso hacer lo que había hecho y que no había podido quitarse la vida.

Mientras esto ocurría, Policía Foral comunicó al padre lo sucedido, al que aconsejaron no acudir a la vivienda y dirigirse directamente al Hospital Virgen del Camino, donde iban a ser ingresados sus hijos mayores. Tuvo que ser atendido psicológicamente, al igual que los niños y los familiares de su ex mujer.

Entre las 10.30 y las 11 horas, los tres heridos fueron evacuados a los hospitales. El hijo de 14 años estaba consciente y orientado y mostraba "una discreta confusión en el lenguaje y en la percepción visual", según el parte médico facilitado por el Hospital Virgen del Camino. Su hermano se encontraba "somnoliento", y leve era el pronóstico que presentaba la madre en el momento de su ingreso en el Hospital de Navarra, donde a primera hora de la tarde fue valorada por el equipo de psiquiatría. Durante el tiempo que permanezca ingresada en el centro estará custodiada por la Policía Foral.

Pasadas las doce y media del mediodía, la juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Aoiz, que determinó el secreto de las actuaciones judiciales por afectar el caso a menores, ordenó el levantamiento de los cuerpos de los menores, cuya autopsia se realizó por la tarde en el Instituto Navarro de Medicina legal. Además, se enviaron muestras de sangre al Instituto de Toxicología de Barcelona para determinar el tipo de fármaco que había causado su fallecimiento y que la madre pudo suministrarles junto con alimentos.

La Policía Foral también recogió muestras para realizar análisis, principalmente de platos, vasos, restos de comida... diligencia de la que se encargó el grupo de Inspecciones Oculares y el grupo de Laboratorio de la Policía Científica, trasladados junto a agentes de la brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Judicial.

El impacto que para los servicios de emergencias pudo suponer actuar ante esta situación hizo que la Agencia Navarra de Emergencias organizara una reunión conjunta para bomberos y sanitarios con una psicóloga.

•Contó lo que había hecho por e-mail

■Dados de alta los dos niños hospitalizados por la ingesta de medicamentos administrados por su madre
■Los niños de 12 y 14 años atendidos en Virgen del Camino tenían heridas leves
■El Ayuntamiento del valle de Aranguren pide respeto y prudencia a los vecinos
■El apoyo familiar es el primer paso en traumas psicológicos de esta naturaleza
■PRUDENCIA Y SILENCIO
■vídeo: Una mujer intenta suicidarse en Mutilva Alta tras matar a dos de sus cuatro hijos
■vídeo: Una mujer intenta suicidarse en Mutilva Alta tras matar a dos de sus cuatro hijos
■vídeo: Salen del hospital los dos niños heridos en los sucesos de Mutilva Alta


http://www.diariodenavarra.es/20080207/navarra/una-mujer-mata-sedantes-sus-hijos-3-8-anos-e-intoxica-otros-dos.html?not=2008020702455999&dia=20080207&seccion=navarra&seccion2=sucesos&mid=56